Carillas dentales

¿Qué son las carillas dentales?

Las carillas dentales también llamadas denominadas facetas o carillas estéticas son reconstrucciones que forman parte de algunos procedimientos odontológicos restaurativos encaminados a mejorar la imagen externa  de los dientes ya que permiten modificar visualmente su color, forma y brillo y enmascarar diversas patologías bucales.

Gracias a esta técnica ajustamos el color original de nuestros dientes, devolviendo el color original e igualando la tonalidad de todas las piezas dentales.

Beneficios de un tratamiento de carillas dentales

  • Es un tratamiento sencillo, cómodo, rápido y sin dolor.

  • Elimina las manchas leves y/o moderadas producidas por tetraciclinas (grupo de antibióticos), tabaco, mala higiene bucal, café, vino, o el paso del tiempo.

  • No daña el esmalte, si se sigue las indicaciones del odontólogo/a.

  • Es un tratamiento eficaz y de efectos prácticamente inmediatos, consiguiendo mejorar nuestra estética dental y facial.

  • Realza la belleza de tu sonrisa.

  • Produce un rejuvenecimiento notable en nuestra apariencia y vida social.

  • Es un tratamiento más respetuoso con nuestros dientes que la colocación de fundas dentales.

Tratamientos de carillas dentales

Carillas de Composite

Las carillas de composite es el tratamiento dental ideal para reemplazar un borde roto de un diente, mejorar las proporciones, cerrar espacios interdentales, cambiar formas de los dientes y para rediseñar la sonrisa.

Carillas de Porcelana

Las carillas de porcelana es una opción de restauración de tratamiento estético mínimamente invasivo, que permite mejorar la forma, disposición, color, brillo y textura de los dientes./p>

Preguntas frecuentes

No, las carillas dentales es una intervención sencillas e indolora. Además, su colocación no precisa la administración de anestesia local.

En el caso de las carillas de composite su duración estimada es de cinco a diez años, y en el caso de las carillas de porcelana oscila entre los 10 y 15 años. Sin embargo hay que tener en cuenta todo tipo de detalles como por ejemplo los hábitos del paciente para poder establecer una duración más concreta.

Si bien es cierto que estamos ante una intervención muy sencilla e indolora hay que saber que no todos los pacientes podrán aprovecharse de las ventajas de estas láminas. Como ejemplo podemos hablar de aquellas personas que presenten un excesivo desgaste del esmalte, apiñamientos dentales severos o un caso de diastema demasiado acentuado. En estos casos la carilla dental no será una solución efectiva a la hora de corregir sus problemas y tendrán que recurrir a otros tratamientos dentales, siendo el especialista el que se encargará de hacer un estudio previo al paciente para dictaminar si son las carillas dentales la opción más adecuada.

A día de hoy las carillas dentales se componen básicamente por dos materiales: Porcelana y composite. Por norma general las carillas de porcelana son más resistentes y nos ofrecer un mejor resultado estético, sin embargo hay que hablar de una serie de desventajas de este material ya que requiere un tallado dental previo así como también serán necesarias varias sesiones para la colocación de las mismas. Por otra parte el composite, que no nos ofrece unos resultados tan espectaculares a nivel estético en comparación con la carilla de porcelana, no requiere tallado dental y se cementa en el esmalte en una única sesión. De esta forma no existe una alternativa mejor si no que dependerá tanto de las necesidades como de la situación que presenta cada paciente, siendo el especialista que se encargará de aconsejar el material que mejor se ajusta a nuestra boca.

No, es muy poco frecuente. En caso de rotura o pérdida deberíamos ir al especialista para que nos diseñara una nueva y seguidamente la cementaría en el diente. Por otra parte si únicamente se ha despegado sería suficiente con volver a cementar la carilla en el esmalte dental.

Aseguradoras

Con la garantía de: