Odontopediatría

En la Clínica Dental Salcodent somos expertos en las técnicas de Odontopediatría más sofisticadas, adaptadas a tus gustos y necesidades.

Gracias a nuestros especialistas y las técnicas que utilizamos, podemos asegurar una odontología de calidad para los más pequeños de la casa, corrigiendo las anomalías dentofaciales, estableciendo cuidado oral preventivo, equilibrio funcional y morfológico bucofacial.

¿Qué es la odontopediatría?

La odontopediatría es la especialidad odontológica encargada del cuidado dental de los niños, incluso de bebés. El odontopediatra es el encargado de ofrecer cuidados, tanto preventivos como curativos, a niños desde la infancia más temprana hasta la adolescencia.

Dra. Silvia Alcón Vidal

Importancia de un tratamiento de odontopediatría

La Sociedad Española de Odontopediatría (SEOP) aconseja que la primera visita se realice con la erupción del primer diente temporal, no más tarde del primer cumpleaños, y a partir de ahí, realizar revisiones con frecuencia. Acudir al odontopediatra es fundamental para que los más pequeños de la casa tengan su primer contacto positivo con la consulta odontológica, clave para el correcto desarrollo de la boca, siendo importante para la salud general del niño.

La infancia es la edad ideal para adquirir hábitos de salud bucodental, siendo fundamental  la prevención oral para evitar el desarrollo de patologías como la caries. Por ello, el cuidado de los dientes y encías es importante desde las etapas más tempranas, siendo esencial en el desarrollo de las primeras piezas dentales y su posterior recambio.

Beneficios de un tratamiento de odontopediatría

Los odontopediatras u odontólogos pediátricos son especialistas en la salud oral de los más pequeños, desde la infancia hasta la adolescencia. Entre los tratamientos destacan:

  • El examen y evaluación de la probabilidad de aparición de la caries.

  • El cuidado de lesiones dentales, como dientes fracturados o desplazados.

  • Consejos sobre ciertos hábitos (uso del chupete, succión del pulgar, etc.).

  • Plan de prevención oral, ejerciendo control de la estructura y colocación de los dientes.

  • Análisis del esmalte de los dientes, evitando enfermedades como amelogénesis imperfecta, hipomineralización o la pigmentación anómala.

  • Reparación de cavidades o defectos dentales.

  • Detección de enfermedades y afecciones de las encías.

Tratamientos de odontopediatría

Ortodoncia infantil

Plan de prevención oral desde la infancia, con la adopción medidas higiénicas y alimenticias para evitar la aparición de la caries, o disminución de su progresión.

Prevención de caries

Plan de prevención oral desde la infancia, con la adopción medidas higiénicas y alimenticias para evitar la aparición de la caries, o disminución de su progresión.

Obturación

Procedimiento para restaurar la cavidad de un diente dañado por la existencia de caries o la rotura del mismo, recuperando la funcionalidad y estética de la pieza dental.

Traumatismos dentales

Los traumatismos dentales son las lesiones de los dientes y los tejidos blandos causados por una infinidad de situaciones como una caída o un golpe fuerte en la boca, etc.

Pulpotomía

Indicado en casos con exposición pulpar provocados por traumatismos o caries profundas. El tratamiento consiste en la eliminación de la pulpa afectada.

Exodoncia dientes temporales

Exodoncia del diente de leche por determinadas situaciones como una reabsorción radicular del diente, retención prolongada, o problemas de erupción del diente permanente, etc.

Preguntas frecuentes

La Sociedad Española de Odontopediatría aconseja acudir al odontopediatra desde la primera erupción dentaria o el primer aniversario del niño. Posteriormente, recomendamos acudir a revisiones cada seis meses.

Los primeros dientes de leche erupcionan entre los seis y los nueve meses de edad del bebé y este proceso dura aproximadamente 2 años. No todos los bebés son iguales, por lo que este cálculo puede variar, pudiendo adelantarse o retrasarse la salida de los dientes temporales. Estos últimos casos no deberían ser motivo de preocupación por parte de los padres, debido a la influencia de factores hereditarios, por ejemplo.

Los dientes de leche se caen cuando la dentadura definitiva está lista para erupcionar, comenzando a empujar los dientes de leche hasta su expulsión. El recambio comienza aproximadamente a partir de los cinco o seis años de edad, y no finaliza  hasta aproximadamente los 12 años.

No obstante, hay que reseñar que es un cálculo aproximado que depende de cada persona, pudiendo comenzar la caída a los cuatro años y otros niños no iniciar este proceso hasta los siete años.

El cuidado y limpieza de la cavidad oral debe realizarse desde el nacimiento. La higiene de las encías se debe realizar tras cada toma de leche con una gasa estéril.

Cuando erupcionan los primeros dientes se pueden utilizar pequeños dediles, recomendables para introducir al niño en el hábito de la higiene bucodental.

A medida que el niño es más autónomo se puede introducir en su higiene oral un cepillo con una pequeña cantidad de pasta dental (del tamaño de un guisante).

En determinadas cuencas hidrográficas españolas el agua conlleva fluoración, por lo que recomendamos acudir al odontopediatra para conocer si en nuestra localidad el agua se encuentra fluorada, como es el caso de la Comunidad de Madrid. El exceso de fluor podría ser más perjudicial que beneficioso para el niño.

Aseguradoras

Con la garantía de: