Implantes dentales

¿Qué son los implantes dentales?

Los implantes dentales son raíces artificiales colocados en el hueso maxilar o mandibular, para colocar sobre ellos la corona dental. Es la alternativa más eficaz para sustituir la falta de piezas dentales bien sean por su ausencia o bien por la pérdida del diente.

Fabricado de material biocompatible, cicatriza en el hueso y se osteointegra (afinidad biomecánica con el hueso). Gracias a su fijación en el hueso se puede reemplazar uno o más piezas dentales perdidas.

Los implantes dentales es el método más fiable, duradero, funcional y estético que devuelve la sonrisa natural al paciente, mejora la masticación y evita la pérdida ósea de la zona, devolviendo la función sobre el hueso.

¿Porqué es necesario un tratamiento de implantes dentales?

Mantener un buen estado de salud bucodental es fundamental, la ausencia de piezas dentales conlleva efectos secundarios como el movimiento de los dientes contiguos, la inclinación progresiva de los dientes adyacentes, reabsorción de hueso y la extrusión del diente. Así como la modificación de la función masticadora e higiene.

La colocación de implantes es un tratamiento conservador que permite mantener intactos el resto de las piezas dentales, proporcionando una sensación similar a la de los dientes naturales.

Es la solución más estética para reemplazar la pérdida de dientes, mejora la apariencia y rejuvenece el aspecto facial. Además, tiene una de las tasas de éxito más elevadas que cualquier otra técnica de restauración dental.

Beneficios de un tratamiento de implantes dentales

  • Los implantes son permanentes y duraderos.
  • Evita la pérdida o reabsorción ósea en la zona de los dientes perdidos, al conservar la función sobre el hueso.
  • Restaura la sensación de masticar de manera natural.
  • Recupera los rasgos faciales y la sonrisa.
  • Evita dañar los dientes sanos de alrededor.
  • Las coronas sobre implantes no se deterioran por caries, permiten mantener una buena higiene bucal.
  • Los implantes dentales ofrecen mayor comodidad, durabilidad y naturalidad que los puentes o prótesis dentales.

Tratamientos de implantes dentales

Implantes unitarios

Es el procedimiento más sencillo que se realiza en tratamientos de implantología. consistente en reemplazar la raíz de la pieza perdida y posteriormente recubrir con una corona.

Implantes sin hueso

Los implantes sin hueso es el tratamiento en pacientes con reabsorción de hueso en la zona de la dentadura, ya sea en el maxilar o en la mandíbula.

Implantes inmediatos (Same Day)

Comúnmente denominado dientes inmediatos, consiste en la acoplar las coronas en el mismo acto o en pocas horas después de la colocación de los implantes.

Preguntas frecuentes

La cirugía de colocación de un implante dental se realiza normalmente con anestesia local, por tanto no se debería sentir dolor durante su colocación. Tras la intervención quirúrgica es posible que se pueda sentir alguna molestia o inflamación en la zona tratada, paliándose fácilmente con la medicación indicada por el/la implantólogo.

Sí, cualquier persona adulta puede realizarse un tratamiento de implantes dentales. Para ello, existen diversas tratamientos implantológicas de acuerdo a las características de cada paciente, de la densidad del hueso del maxilar o de la mandíbula, y de la rapidez en su colocación, pudiéndose colocar los implantes en el mismo acto o a las pocas horas (implantes inmediatos o Same Day).

En Clínica Dental Salcodent utilizamos las técnicas implantológicas más vanguardistas y los implantes dentales de mayor calidad en el mercado actual, por lo que el riesgo de fracaso de implantes es prácticamente nulo.
Aún así, existen condicionantes que puede dar lugar al fracaso en el tratamiento implantológico como:

  • Mala higiene bucodental.
  • Tabaquismo.
  • Consumo de alcohol.
  • Diabetes mal controlada.
  • Golpes o contusiones durante el proceso de cicatrización.

 

Los síntomas para identificar el rechazo de un implante dental son:

  • Movilidad del implante.
  • Dolor o molestia sobre el implante dental.
  • Enrojecimiento o dolor producido por infección en el área intervenida.

Fumar durante el tratamiento de implante o después no está prohibido, pero es desaconsejable. Las personas fumadoras tienen tasas más altas de fracaso del implante. Además, el tabaco:

  • Está asociado a una menor absorción del calcio, por tanto la estructura ósea de los fumadores es más débil, pudiendo afectar al proceso de osteointegración, y por ende fracasar el implante.
  • Produce periimplantitis, enfermedad que produce la inflamación del tejido que rodea el implante dental y provoca la pérdida del hueso que soporta el mismo.

Aseguradoras

Con la garantía de: