Férula dental: Qué es y para qué sirve

La férula dental es un dispositivo fabricado a medida por el prótesico dental, a partir de los registros exactos de la boca del paciente. Dependiendo del tratamiento y de la función que debe cumplir la férula, se fabrica con materiales resistentes, normalmente de resinas acrílicas o de plástico.

La férula dental se fabrica a medida y se coloca en las arcadas (superior y/o inferior) de la boca para tratar determinadas situaciones. Permite llevar la mandíbula a una posición adecuada, siendo el principal objetivo evitar el roce y/o desgaste de las piezas dentales, también puede combatir el insomnio, migrañas, dolor de oídos y dolor e inflamación en la mandíbula.

Tipos de férulas dentales

Las férulas buscan proporcionar protección a los dientes, y en función del tratamiento se utilizará de un tipo o de otro.

Férula de descarga u oclusal

Son especialmente utilizadas en pacientes que padecen bruxismo. Protegen a los dientes frente al desgaste del rechinamiento involuntario de las piezas dentales. Gracias a este tipo de férulas, se evita el desgaste continuado de los dientes y la fatiga muscular y/o articular de la mandíbula. Las férulas de descarga intentan relajar la musculatura y la articulación temporomandibular (ATM), que conecta la mandíbula con la parte lateral de la cabeza y es la encargada de sus movimientos.

Las férulas de descarga se utilizan generalmente durante el sueño, En caso  de bruxismo severo, que presenten dolor muscular o articular continuo y fuerte, es conveniente su utilización durante las 24 horas del día.

Férula de blanqueamiento

Las férula de blanqueamiento se utilizan en tratamientos de estética dental, para el blanqueamiento de los dientes de forma ambulatoria desde casa. Se fabricadan de plástico blando y su uso es durante la noche, en un periódo aproximado de dos semanas. Están diseñadas para que el paciente coloque fácilmente el agente blanqueador que incorpora en su interior, y que actúa sobre los dientes eliminando manchas u otro tipo de decoloraciones. Gracias a esta técnica ajustamos el color de nuestros dientes, devolviendo el tono original e igualando la coloración de todas las piezas dentales.

Clínica Dental Salcodent no recomienda ningún tratamiento de blanqueamiento dental ofertado y/o publicitado en el mercado, que no sea ni prescrito ni seguido por un odontólogo/a, por constituir una opción poco segura y eficaz.

Férula de ortodoncia o retención

Existen dos tipos de retenedores dentales de ortodoncia, que dependiendo del criterio del ortodoncista, se colocará un tipo u otro.

  • Retención fija: consiste en una barra plana y fija apoyada en la cara interna de los dientes, adherida mediante composite. Se confeccionan por el/la ortodoncista el mismo día que se retira la ortodoncia.

  • Férula de retención removibles: son unas férulas transparentes de “quita y pon”, ajustables a todos los dientes. Una vez retirada la ortodoncia, se toman unos registros de la posición final de los dientes. Estos son enviados a un laboratorio protésico para su fabricación. Una vez fabricadas se entregan al paciente para su colocación y uso.

Férula periodontal

La férula periodontal es permanente y se utiliza cuando el paciente sufre problemas de sujeción de las piezas dentales, derivados de la enfermedad periodontal.

Estás férulas se utilizan en pacientes que sufren de periodontitis o piorrea y que al haber perdido una cantidad considerable del hueso que sujeta al diente empiezan a tener movilidad. Esta movilidad puede resultar muy desagradable y dolorosa.

Su diseño consiste en un arco pegado a los dientes. En este caso el/la periodoncista procura que quede lo más estético e higiénico posible, evitando la acumulación de sarro, causante de la periodontitis.

El tiempo que se utilizan es prolongado, siendo los resultados muy satisfactorios para los pacientes.

Férula de estabilización

Las férula de estabilización se utiliza en pacientes que han sufrido traumatismos dentales que hayan provocado luxaciones o avulsiones dentales y/o fracturas de las raíces de los dientes.

Su diseño es el mismo que el de las ferulas de retención fijas, es decir, se usa un alambre queda pegado a los dientes. En estos casos se colocan como el dentista puede, delante, detras, da igual, la cuestión es que no se busca estética sino que el diente quede bien sujeto y pueda recuperarse del traumatismo. Es como cuando a uno le escayolan el brazo o la pierna cuando ha tenido la mala suerte de fracturarse un hueso.

El tiempo que hay que llevarla es de unos 15 días en el caso de las luxaciones a 3 meses en el caso de las avulsiones y fracturas radiculares.

Protectores bucales

Los protectores bucales son dispositivos intraorales de plástico flexible que permite proteger los dientes y encías de:

  • Impactos o golpes accidentales que puedan provocar fracturas y/o luxaciones.

  • Lesiones graves como hemorragia cerebral, fractura de mandíbula o lesiones cervicales.

Se utilizan durante la práctica de determinados ejercicios físicos, como por ejemplo rugby, boxeo, hockey, polo, etc.

Existen diferentes tipos de protectores bucales:

  • CLASE I: Protector estándar o no adaptable, fabricado en goma o plástico y de tamaño estándar.

  • CLASE II: Protector adaptable o semi-ajustable, fabricado en material termoplástico que permite moldear y adaptarse a la forma de las arcadas cuando se sumerge en agua caliente y se muerde sobre él. Gracias a esto, se puede ajustar de una manera mas precisa a la forma de la boca y se pueden utilizar con ortodoncia de brackets.

  • CLASE III: Protectores hechos a medida, fabricados a partir de impresiones tomadas directamente de la boca del paciente. Poseen mejor protección, ajuste y comodidad.  Al igual que Clase II, se pueden usar con ortodoncia de brackets.

Beneficios de la férula dental

  • Es el tratamiento más eficaz contra el desgaste de los dientes debido al bruxismo. Una férula de descarga ayuda a eliminar la tensión y el rechinar de los dientes, ayudando a relajar  los músculos de la cara, para que estos se deshabitúen a mantener las posiciones que causan tensión y rechinar de dientes.
  • Mejora la salud y calidad de vida desde el primer momento, disminuyendo los dolores de cabeza y musculares, tanto en la mandíbula, como en el cuello o en el oído.
  • Amortigua los golpes y traumatismos que pueden producirse en la boca.
  • Tratamiento cómodo, las férulas al realizarse de manera personalizada, se ajustarán perfectamente a la boca.

¿Cómo usar la férula dental?

El uso de la férula dental viene preinscrito por el/la odontólogo, encargado de indicar el tipo de férula a usar y las horas que se debe llevar cada día. Lo más habitual es usar una férula dental por la noche, mientras se duerme, siendo durante el sueño cuando más se apreta la mandíbula y de manera inconsciente. Existe casos de bruxismo severo que se recomienda ser utilizadas también algunas horas durante el día.

Las férulas dentales necesita de un tiempo de adaptación, pudiendo ocasionar molestias y alguna pequeña herida en las encías. También es posible notar un aumento en la producción de saliva durante los primeros días, algo normal y habitual cuando se coloca cualquier tipo de prótesis en la boca. Poco a poco la producción se irá regulando y si esto no ocurre, se debe acudir al dentista, para comprobar y realizar los ajustes necesarios.

Las férulas dentales, como cualquier dispositivo, necesitan un mantenimiento, realizado mediante revisiones con el/la odontólogo. Una buena limpieza y mantenimiento ayuda a evitar infecciones y otros problemas en la boca.

Preguntas frecuentes

Se aconseja seguir estos consejos sencillos para el perfecto cuidado de la férula dental:

  • Lavado con agua tibia (no caliente) y jabón neutro.
  • Antes de guardarlo, se puede sumergir el protector bucal en antiséptico bucal, lo que favorece su limpieza.
  • Guardarlo cuando se utilice en su caja de plástico, en un lugar seco y bien ventilado. La humedad favorece la profileración de hongos y bacterias.
  • No dejar la férula dental en contacto directo con la luz solar o fuentes de calor directo.
  • Evitar doblar la férula dental al guardarlo.
  • No usar la férula dental de otra persona.
  • Acudir a las revisiones indicadas por el profesional odontólogo. Un buen mantenimiento de la higiene bucal y de la férula dental es imprescindible para mantener una buena salud bucodental.

El bruxismo es el hábito inconsciente de apretar y/o rechinar los dientes, que comporta una fricción de los mismos durante la noche o el día. La consecuencia del bruxismo es el deterioro de las funciones del aparato masticatorio, en especial, sobre la articulación temporomandibular o ATM, encargada de conectar la mandíbula con el hueso del cráneo.

Los síntomas principales asociados al bruxismo son:

  • Dolor orofacial y de cuello.
  • Maloclusiones dentales.
  • Aumento de la sensibilidad en los dientes y encías.
  • Desgaste del esmalte dental.
  • Rotura de algún diente o muela o caída de fundas y empastes.
  • Movilidad en los dientes.
  • Chasquidos al abrir o cerrar la boca.
  • Heridas por mordedura de la lengua.
  • Roncopatía y apnea del sueño.

Si tras un tratamiento de ortodoncia no se colocan la férula o retenedores de ortodoncia, se produce una reacción que se denomina recidiva, que consiste en un nuevo desplazamiento indeseado de los dientes.

La higiene bucal es fundamental para conservar todas las propiedades de los dientes y evitar posibles infecciones. La férula dental conlleva mantenimiento mediante revisiones con el/la odontólogo. Una buena limpieza y mantenimiento ayuda a evitar infecciones y otros problemas en la boca.

La limpieza de una férula dental se realiza con un cepillo pequeño que permita llegar a todos los lugares y, en la medida de lo posible, con las cerdas más suaves posibles para evitar dejar marcas al presionar.

El mecanismo de limpieza colocándole bajo un grifo con agua tibia y se realiza movimientos circulares y ligeros, para que la suciedad eliminada vaya cayendo por el desagüe. Otra opción consiste en llenar la pila a media capacidad, sumergir la férula dental y frotarla.

Para su secado, recomendamos papel de cocina o un paño pequeño paño, para que no se desprendan fibras ni hebras que puedan ensuciarla. Es conveniente recordar que la humedad es uno de los entornos preferidos por los hongos y bacterias.

Otras publicaciones

Lactancia y Maloclusiones
Lactancia y Maloclusiones
Férula dental: Qué es y para qué sirve
Férula dental: Qué es y para qué sirve
Presentación del Póster Actuación ortodóntica ante sospecha de anquilosis dental
Presentación del Póster Actuación ortodóntica ante sospecha de anquilosis dental
Presentación Póster Lactancia y Maloclusiones SEDO Toledo 2015
Presentación Póster Lactancia y Maloclusiones SEDO Toledo 2015

Con la garantía de: