Cepillos dentales

Cepillos dentales

El primer cepillo dental fue creado en 1770 por el inglés William Addis, que mientras estuvo encarcelado, observando una escoba, decidió perforar un trozo de hueso de animal e introducir cerdas pegadas con pegamento. En esa época lo que se usaba para la limpieza dental eran trapos con hollín o sal.

En 1930 los Laboratorios DuPont inventaron el nailon, material que sustituyó a las cerdas de los animales que se utilizaban hasta entonces. En 1954, el suizo Dr. Philippe-Guy Woog inventó el primer cepillo dental eléctrico, bajo el nombre de Broxodent. General-Electric (GE) comercializó en 1961 el primer cepillo inalámbrico, compuesto por una batería de Niquel-Cadmio.

El cepillo de dientes hoy en día es un accesorio imprescindible en nuestra salud bucal. Tener una buena higiene bucodental requiere el correcto cepillado de dientes encías y lengua al menos dos veces al día.  La elección del tipo de cepillo dental depende de cada persona, recomendándose utilizar aquel que mejor se adapta a su sensibilidad y morfología bucal, o el recomendado por el dentista en cada momento.

Tipos de cepillo de dientes

Los cepillos de dientes se pueden clasificar en tres grandes grupos, dependiendo de su:

  •  Dureza
    • Duros: denominados así porque su cabezal tiene fibras más rígidas y utilizado por bocas sanas y cuidadas. Deben ser utilizados sin ejercer demasiada presión sobre la zona de limpieza, debido a que un fuerte frotamiento puede dañar las encías e incluso el esmalte.
    • Medios: recomendado para bocas con buena salud bucodental pero con un índice de sensibilidad baja respecto a la presión de cerdas duras.
    • Suaves: son cepillos con cerdas más blandas que los dos anteriores, provocan un cepillado con menor fricción. Normalmente es utilizado con pacientes con bocas sensibles o con algún problema dental.
  • Finalidad
    • Infantiles: contiene un cabezal más pequeño y con cerdas más suaves que los cepillos para adultos.
    • Postoperatorios: son cepillos con cerdas extremadamente suaves y especialmente diseñados para el cepillado de zonas intervenidas quirúrgicamente.
    • Periodontales: poseen un cabezal formado por dos tiras de cerdas muy suaves y separadas entre sí. Utilizado para personas con enfermedad periodontal o niños con ortodoncia, facilita la limpieza de los espacios interdentales.
    • Ortodóncicos: dispone de una hilera de cerdas central más corta que posibilita una mejor limpieza de los brackets.
    • Interproximales: su nombre se debe a que se utiliza para ayudar a eliminar la placa entre los espacios proximales interdentales.
  • Funcionamiento
    • Manuales: son los cepillos más básicos y comúnmente más utilizados.  Formado por un mango de plástico o de madera y con cabezal formado por filamentos de nailon, su uso no necesita de batería o de conexión eléctrica.
    • Eléctricos: cada vez hay mayor número de adeptos a este tipo de cepillos, existen distintos cabezales según el tipo de dureza. El cepillado con este tipo de cepillo consigue una limpieza bucal más eficaz que los manuales, gracias a los movimientos (horizontales, verticales y vibratorios) que realiza el cabezal durante la limpieza bucal.

Limpieza del cepillo de dientes

Tras el acto del cepillado de dientes, boca y encías, es muy importante limpiar el cepillo dental de restos de pasta de dientes. Esta limpieza incluye el mango y todas las cerdas del cabezal. La mayoría de las veces, por encontrarnos fuera de casa o por falta de tiempo, el cepillo de dientes sólo se aclara con agua tibia debajo del grifo y se deja secar en un estuche o al aire libre.

El cepillo de dientes puede ser un foco de infecciones, siendo insuficiente su limpieza diaria. Para mantenerlo limpio y desinfectado, a parte de aclararse bien, es recomendable su desinfectado al menos una vez a la semana.

Desinfección del cepillo de dientes

  • Agua y vinagre: Después del cepillado, aclarar el cepillo con agua caliente para ablandar las cerdas. Acto seguido rellenar un vaso con vinagre blanco (sin diluir) y sumergir el cabezal de modo que quede totalmente sumergido durante un par de horas aproximadamente. Pasado ese tiempo aclarar el cepillo con agua fría y se deja secar al aire libre. El vinagre es un buen desinfectante que elimina las bacterias de manera natural.
  • Vinagre y bicarbonato de sodio: igual que el caso anterior, aclarar el cepillo con agua del grifo. En medio vaso de agua vertemos dos cucharadas de vinagre y dos de bicarbonato de sodio. Introducimos el cepillo de manera que quede totalmente sumergido el cabezal y se deja reposar media hora. Transcurrido este tiempo aclarar el cepillo con agua fría y se deja secar al aire libre.
  • Agua hirviendo: Una vez aclarado el cepillo, colocar con el cabezal y todas las cerdas boca abajo en un recipiente con agua hirviendo durante dos minutos. Transcurrido este tiempo aclarar el cepillo con agua fría para que las cerdas recuperen su estado y se deja secar al aire libre.
  • Enjuagues bucales: Aclarado el cepillo, introduce el cepillo dental, con el cabezal y todas las cerdas sumergidas, en un recipiente con enjuague bucal o colutorio durante una hora.
  • Otros desinfectantes: En farmacias y otras superficies comerciales venden pastillas solubles para la desinfección de prótesis dentales, férulas de descarga y retenedores de ortodoncia. Se recomienda su utilización una vez cada 15 días.

¿Y si utilizo un cepillo de dientes eléctrico?

La limpieza o desinfección de un cepillo de dientes eléctrico es tan importante como el manual. El principal propósito de un cepillo es la eliminación de las bacterias de la boca, por lo que es necesario conocer el modo en el que se debe desinfectar nuestro cepillo. Para ello es necesario:

  • Después de cada cepillado aclarar el cabezal con agua tibia debajo del grifo para eliminar los restos de pasta de dientes.
  • Retirar el cabezal del cepillo y limpiar la superficie del mango con un trapo húmedo.
  • Guardarlo en posición vertical y dejar secar al aire libre.

Recomendaciones

  • Enjuagarlo bien con agua a chorro fuerte después de cada uso, hasta la correcta eliminación de restos de pasta dentífrica y otras sustancias en el cabezal y entre las cerdas.
  • Secar el cepillo al aire libre.
  • Guardarlo en posición vertical con el cabezal y todas sus cerdas al aire libre (no taparlo).
  • Evitar el contacto con otros cepillos.
  • Desinfectarlo una vez por semana.

Preguntas frecuentes

El tiempo necesario para un correcto cepillado es de entre dos y tres minutos, limpiando dientes, encías y lengua. Actualmente, hay modelos de cepillos eléctricos que ayudan a mejorar el cepillado, avisando cuando debe finalizar la limpieza o si se ejerce demasiada presión en el frotamiento.

El cepillo de dientes manual o cabezal (en caso de ser eléctrico) debe renovarse cada tres meses, o cuando las cerdas se encuentran desgastadas o deshilachadas. A partir de ese tiempo, las cerdas del cabezal empiezan a perder eficacia en el mantenimiento de la higiene bucal.

Un buen truco para acordarse es cambiar el cepillo dental o el cabezal cuando se produce un cambio de estación del año.

No es aconsejable utilizar el capuchón de los cabezales mientras las cerdas del cepillo de dientes no estén completamente sacadas, puesto que se crea un ambiente húmedo que facilita la proliferación de bacterias. Sólo es recomendable utilizar protección en viajes, utilizando fundas de plástico para que las cerdas no se aplasten dentro del neceser, volviendo a dejar el cepillo de dientes en una zona en vertical con el cabezal al aire libre en el momento en que hemos llegado a nuestro destino.

Para una correcto mantenimiento de tu cepillo eléctrico, recomendamos seguir estas sencillas recomendaciones:

  • Si es la primera vez que se utiliza, cargar completamente la batería antes de usarlo. Con ello aseguramos una perfecta calidad de cepillado en su primer uso.
  • Utilizar el cepillo en sucesivos cepillados hasta que la batería se agote por completo y posteriormente volver a realizar una carga completa. No se recomienda cargar la batería entre cepillados.
  • Limpiar el mango siempre con un paño húmedo toda la superficie, incluida la zona de acoplamiento del cabezal.
  • Desinfectar la base cargadora del mango siempre desenchufa de la corriente eléctrica.

La cantidad de pasta en cada cepillado debe ser siempre moderada y suficiente. Es importante tener en cuenta la edad de la persona, pudiendo clasificarse en:

  • De 0 a 2 años: cepillo rasgado.
  • De 2 a 3 años: del tamaño de un grano de arroz.
  • De 3 años en adelante, la cantidad recomendada es del tamaño de un guisante.

Otras publicaciones

Cepillos dentales
Cepillos dentales
COVID-19: Recomendaciones de higiene oral
COVID-19: Recomendaciones de higiene oral
Oscurecimiento dental
Oscurecimiento dental
Higiene bucodental
Higiene bucodental
Placa Dental
Placa Dental
Piscina y salud bucodental
Piscina y salud bucodental
Sensibilidad dental
Sensibilidad dental
Lactancia y maloclusiones
Lactancia y maloclusiones
Férula dental: Qué es y para qué sirve
Férula dental: Qué es y para qué sirve

Con la garantía de:

Protegido: Medidas y protocolos COVID19

No hay extracto porque es una entrada protegida.

Este contenido está protegido por contraseña. Para verlo, por favor, introduce tu contraseña a continuación:

COVID-19: Recomendaciones de higiene oral

COVID-19: Recomendaciones de higiene oral

En estudios sobre el COVID-19 se ha podido comprobar que este tipo de virus en su primera semana de infección, se replica rápidamente y es muy activo en vías respiratorias altas (garganta), por tanto la boca es un medio de infección directo.

El cepillado de dientes es el mejor aliado para prevenir las enfermedades dentales y mejorar la salud bucodental. Sin embargo, la retención y supervivencia de microorganismos en el cepillo de dientes representa una posible causa de contaminación de la boca.

Recomendaciones

  • Lavado de manos: el virus pasa fácilmente de las manos a las mucosas, por lo que es de gran importancia un correcto y frecuente lavado de manos. Este lavado debe durar al menos 40 segundos y debe realizarse antes de tocar el cepillo de dientes.
  • Cepillado de los dientes: nuestros hábitos de higiene bucodental deben ser los habituales. Cepillar los dientes todos los días, sin olvidarse lengua y encías, después de cada comida.
  • Lavado del cepillo de dientes: el cepillo puede ser una fuente de bacterias, virus y hongos. Por tanto, una vez finalizado el cepillado, es fundamental limpiarlo con agua abundante para retirar los restos de pasta dentífrica y de residuos alimenticios.
  • Secado del cepillo de dientes: La humedad en el cepillo favorece el crecimiento de bacterias y de hongos. Por ello, después de cada uso es conveniente secarle correctamente. El procedimiento consiste en sujetar el cepillo por el mango, e ir dando vueltas a derecha e izquierda para expulsar el máximo de agua que quede en el cepillo. Finalizado este proceso, el cepillo debe colocarse con el cabezal hacia arriba para que los restos de humedad se escurran hacía el mango y no al revés.
  • Volver a lavarse las manos: finalizado el uso del cepillo de dientes, tenemos que volver a lavarnos las manos cuidadosamente. Recordar que este lavado se realiza con agua y jabón, y debe durar al menos 40 segundos.

En caso de dar positivo en COVID-19, se debe aumentar el nivel de higiene bucodental, y si es posible reservar un cuarto de baño para la persona contagiada. Muy importante cambiar el cepillo de dientes una vez hayas finalizado el periodo de contagio. Es por tu salud y la de los demás.

Tenemos la mejor financiación para tu tratamiento

Otras publicaciones

Cepillos dentales
Cepillos dentales
COVID-19: Recomendaciones de higiene oral
COVID-19: Recomendaciones de higiene oral
Oscurecimiento dental
Oscurecimiento dental
Higiene bucodental
Higiene bucodental
Placa Dental
Placa Dental
Piscina y salud bucodental
Piscina y salud bucodental
Sensibilidad dental
Sensibilidad dental
Lactancia y maloclusiones
Lactancia y maloclusiones
Férula dental: Qué es y para qué sirve
Férula dental: Qué es y para qué sirve

Con la garantía de:

Jornada de Puertas Abiertas Invisalign® 2020

Jornada de Puertas Abiertas Invisalign® 2020

El próximo Jueves 13 de Febrero en las instalaciones de nuestra Clínica Dental Salcodent en Getafe, tendrá lugar una jornada de puertas abiertas de Ortodoncia Invisible para conocer el tratamiento de Invisalign®. 

¿En qué consiste esta jornada de puertas abiertas?

Durante la jornada de puertas abiertas los asistentes podrán conocer de primera mano este sistema de ortodoncia invisible. La Dra. Silvia Alcón y su equipo, realizará estudios individualizados de cada paciente con el escáner intraoral iTero y una simulación virtual en 3D en la que podrás comprobar cómo lucirá tus dientes y boca durante y después del tratamiento. Además, resolveremos cualquier duda que tengas sobre este innovador tratamiento.

Los asistentes que acepten su tratamiento de Invisalign durante esta jornada, obtendrán un 20% de descuento. Debido a que las plazas son limitadas, es necesario reservar gratuitamente la plaza aquí o dejar tu mensaje WhatsApp 661 708 546. Si tiene alguna duda, sugerencia o quieres pedir una cita, puedes ponerte en contacto con nosotros al teléfono 912 493 383

¿Qué es la ortodoncia invisible Invisalign®?

Invisalign® es un tratamiento personalizado de Ortodoncia Invisible, basado en la colocación de alineadores transparentes, no produce rozaduras ni llagas en la mucosa al no utilizar brackets o alambres.
Sirve para tratar una amplia gama de maloclusiones, desde pequeños movimientos dentales, como rotaciones, hasta casos más complejos de alteraciones de la mordida.

Tiene enumerables ventajas destacando su predictibilidad, comodidad e higiene bucal.

Más información aquí

Tenemos la mejor financiación para tu tratamiento

Otras publicaciones

Jornada de Puertas Abiertas Invisalign® 2020
Jornada de Puertas Abiertas Invisalign® 2020
Presentación del Póster Dolor y Calidad de Vida Alineadores vs. Aparatología fija
Presentación del Póster Dolor y Calidad de Vida Alineadores vs. Aparatología fija
Presentación del Póster Actuación ortodóntica ante sospecha de anquilosis dental
Presentación del Póster Actuación ortodóntica ante sospecha de anquilosis dental
Presentación Póster Lactancia y Maloclusiones SEDO Toledo 2015
Presentación Póster Lactancia y Maloclusiones SEDO Toledo 2015

Con la garantía de:

Oscurecimiento dental

Oscurecimiento dental

¿Qué es el oscurecimiento dental?

Tener dientes blancos y brillantes es sinónimo de dentadura sana y fuerte. Una buena higiene bucodental diaria es imprescindible, y visitar a nuestro dentista para una limpieza profesional una o dos veces al año, es más que recomendable para evitar problemas.

Pero aunque nuestros dientes estén sanos y limpios no quiere decir que los tengamos más blancos. El oscurecimiento de un diente se produce por diversos factores y suele darse en caso de los niños en los incisivos superiores. Actualmente las causas se clasifican en extrínsecas si afectan a la estructura exterior del diente o intrínsecas provocadas en el interior de los dientes, por algún traumatismo o durante la etapa de formación de los dientes.

Causas intrínsecas

  • Envejecimiento: existe una relación directa entre el color de los dientes y la edad de la persona.
  • Traumatismos dentales: provocados por un fuerte golpe en la dentición, pudiendo producir lo que se conoce como hemorragia pulpar e incluso la necrosis de los tejidos.
  • Fluorosis dental: producida por la ingestión excesiva de fluoruro durante la etapa de formación de los dientes.
  • Manchas por tetraciclinas: antibiótico utilizado en los años 60 y 70 del siglo XX, para combatir enfermedades respiratorias, Actualmente está prohibido su prescripción en niños por los efectos sobre la dentadura.

Causas extrínsecas

  • Deficiencia en la higiene bucodental.
  • Bebidas: como el café, té, mate, vino, refrescos azucarados, etc..
  • Tabaco: la nicotina provoca manchas de color marrón que pueden ir penetrando lentamente en la estructura del diente provocando la decoloración del mismo.
  • Empastes dentales: con el paso del tiempo, el composite (material más utilizado para el empastado de las piezas dentales), puede variar su color y oscurecerse.
  • Hipoplasias en el esmalte:  es una afección causada por la mineralización deficiente del esmalte durante la formación de los dientes. Aparece sobre todo en los incisivos superiores y son manchas de color blanco.
  • Medicamentos comunes como antihistamínicos o el salbutamol (albuterol), y compuestos como la clorhexidina presente en colutorios y/o pastas dentífricas.

Tratamientos

  • Limpieza dental: si las manchas son superficiales pueden ser eliminadas con un correcto cepillado o mediante un tratamiento de profiláxis.
  • Blanqueamiento dental: tratamiento fácil e inocuo que restablece el color de la pieza dental oscurecida. Más información
  • En los casos provocados por traumatismos dentales, es posible que sea necesario un tratamiento de endodoncia antes de realizar el blanqueamiento dental.
  • Cuando el oscurecimiento dental es provocado por un empaste, la opción más común consiste en la reconstrucción de la pieza dental afectada.

Prevención

  • Mantener una adecuada higiene bucodental.
  • Evitar el consumo de tabaco y alcohol.
  • Evitar o reducir el consumo de café, té, vino o bebidas azucaradas.
  • No romper, morder o manipular objetos con los dientes.
  • Dieta sana y variada.

Tenemos la mejor financiación para tu tratamiento

Preguntas frecuentes

Los dientes de leche son más blancos que los definitivos, pero pueden cambiar por diversos motivos como uso de medicamentos, traumatismos dentales, esmalte débil, exceso de flúor, etc.

Cada paciente es diferente y en estos casos es recomendable acudir a revisión con un/a especialista odontopediatra, para determinar la causa y el tratamiento más idóneo para solucionarlo.

Sí. Puede ocurrir que un único diente haya sufrido un traumatismo o tras haber recibido un tratamiento de endodoncia se haya oscurecido. En estos casos se realiza un blanqueamiento interno de dicho diente.

La hipoplasia dental es una patología oral que se produce cuando el esmalte no se ha desarrollado correctamente. Originada en la formación de la dentición, provoca un defecto en el esmalte de los dientes que conlleva que éstos tengan menos cantidad de lo habitual.

La hipoplasia dental aparece antes de que la pieza dental erupcione, y es difícil determinar la causa exacta en que fue ocasionada, pudiéndose ser debida a infecciones, estados de malnutrición, etc.

Un diente negro es señal de un diente desvitalizado, es decir, que tiene la pulpa y el nervio interno sin vida.

Un diente desvitalizado no tiene flujo de sangre y con el paso del tiempo empieza a oscurecerse hasta llegar a tener una coloración grisácea o negra. Las razones pueden ser por traumatismos dentales, necrosis puplar, caries profundas, etc.

Para tratar los dientes negros hay diferentes maneras de solucionar este problema. En el caso de los traumatismos o de caries profunda se realiza un tratamiento de conductos (endodoncia), seguido de un blanqueamiento dental.

Otras publicaciones

Cepillos dentales
Cepillos dentales
COVID-19: Recomendaciones de higiene oral
COVID-19: Recomendaciones de higiene oral
Oscurecimiento dental
Oscurecimiento dental
Higiene bucodental
Higiene bucodental
Placa Dental
Placa Dental
Piscina y salud bucodental
Piscina y salud bucodental
Sensibilidad dental
Sensibilidad dental
Lactancia y maloclusiones
Lactancia y maloclusiones
Férula dental: Qué es y para qué sirve
Férula dental: Qué es y para qué sirve

Con la garantía de:

Higiene bucodental

Higiene bucodental

Cepillado de los dientes

La salud bucal cada vez preocupa a más personas, tener una boca y encías sana proporciona una estética dental saludable y alejar el mal aliento en la boca. Las enfermedades odontológicas, entre otros factores, son debidas a una incorrecta o insuficiente limpieza en dientes y encías.

Una buena higiene dental comienza por un correcto cepillado, acompañado por el uso de hilo dental y de irrigador dental, seguido de una dieta sana y equilibrada baja en azúcares, evitando el consumo de alcohol y del tabaco.

Cepillado correcto de los dientes

El cepillado de los dientes debe ser un hábito diario y es recomendado realizarlo después de cada comida, o al menos de dos a tres veces al día, especialmente por la noche antes de irse a dormir. Un correcto cepillado conlleva:

  • Utilizar un cepillo de textura mediana, cabeza pequeña y puntas redondeadas y una pasta dental adecuada a cada persona. En la actualidad existe gran variedad de cepillos y de pastas dentales para prevenir diferentes patologías dentales, tales como caries, sarro, gingivitis, sensibilidad dental, etc.
  • Movimientos cortos y suaves, desde la encía a cada una de las piezas dentales, prestando especial atención a la línea de la encía, los dientes posteriores de difícil acceso y las zonas alrededor de obturaciones, coronas y otras reparaciones.
  • Cepillado y limpieza de la lengua de atrás hacía adelante.
  • Una duración aproximada de dos a tres minutos.
  • Sustitución de los cepillos de dientes aproximadamente cada tres meses.

Un cepillado incorrecto provoca la aparición de caries, placa bacteriana o problemas periodontales.

Cepillado manual vs. cepillado eléctrico

La frecuencia y la duración del cepillado, junto con el manejo correcto del cepillo influirá directamente en la cantidad de bacterias que se elimina. Varios estudios reflejan que determinados cepillos eléctricos son mejores en comparación con los manuales, no obstante ambos tipos pueden ser eficaces si se siguen ciertas recomendaciones.
  • La técnica de cepillado es diferente en cada tipo. El cepillo eléctrico lleva velocidad de giro en el cabezal que facilita realizar un buen cepillado si tenemos menos destreza. sin embargo en el cepillo manual todo el peso de los movimientos recae en nosotros mismos.
  • Los cepillos eléctricos actuales cronometra el tiempo de cepillado, muy útil para no finalizarlo antes de lo debido. Además, algunos modelos llevan un sensor de presión (luz roja o pitido) para no ejercer más fuerza de la normal y no provocar lesiones.
  • Los eléctricos son altamente recomendables en niños y personas mayores que pueden carecer de suficiente destreza a la hora del cepillado.
  • Ambos cepillos deben ser recambiados cuando finaliza su vida útil, cada tres meses aproximadamente, siendo necesario cambiar el cepillo si el cepillo es manual y el cabezal si es eléctrico. Un buen truco es cambiarlo en cada estación del año.

Técnica bass o de barrido

La técnica de bass o de barrido es la más recomendada por su eficacia, permitiendo mantener una buena higiene bucodental.  Su uso está especialmente recomendado en aquellas personas que sufren enfermedades periodontales y consiste en seguir el orden de unos pasos muy sencillos:
  • Colocar el cepillo de manera horizontal respecto a la línea de las encías, formando un ángulo de 45º.
  • Realizar pequeños movimientos de barrido en sentido horizontal, siempre en sentido de la encía a cada una de las piezas dentales, incidiendo en el surco gingival.
  • Efectuar movimientos de limpieza de cada diente durante 10-15 segundos aproximadamente.
  • Limpiar las caras vestibulares, oclusales y linguales.
  • Muy Importante no olvidar la limpieza de la lengua,  con movimientos de atrás hacía adelante.
  • La humedad en el cepillo favorece el crecimiento de bacterias y de hongos. Por ello, después de cada uso es conveniente secarle correctamente. El procedimiento consiste en sujetar el cepillo por el mango, e ir dando vueltas a derecha e izquierda para expulsar el máximo de agua que quede en el cepillo. Finalizado este proceso, el cepillo debe colocarse con el cabezal hacia arriba para que los restos de humedad se escurran hacía el mango y no al revés.
  • Un error que se comete habitualmente es almacenar varios cepillos en un mismo recipiente o vaso. Este práctica favorece que los cabezales se rocen y la transmisión de virus, bacterias y hongos. Por tanto, se recomienda que el almacenamiento se realice a nivel individual.

Técnicas para reforzar la higiene bucodental

Hilo dental

El hilo dental se recomienda utilizarlo al menos una vez al día y su utilización ayuda a la eliminación de la placa bacteriana y de las partículas de comida almacenadas entre los dientes, que el cepillo dental no alcanza a limpiar. La técnica de uso consiste en:

  • Cortar unos 45 cm de hilo dental y enrollar la mayor parte alrededor del dedo anular, dejando entre tres y cinco centímetros para poder trabajar.
  • Mantener estirado 2-3 cm de hilo entre los dedos y deslizar suavemente con movimientos de zig-zag de arriba hacía abajo sobre la superficie del diente y también debajo de la encía.
  • Limpiar cada diente a fondo utilizando una sección limpia del hilo dental, a medida que avanza de diente en diente.
  • Para extraer el hilo, utilice el mismo movimiento de atrás hacía adelante, retirándolo hacía arriba y apartándolo de los dientes.

Irrigador dental

La limpieza por irrigador dental es una técnica de higiene bucodental que, combinada con el cepillado, se consigue mejores resultados. Consiste en dirigir el agua a presión hacia la zona de las encías y por la distintas zonas bucales, siendo muy importante regular adecuadamente la presión del aparato, para evitar posibles lesiones si se utiliza de manera incorrecta. Se aconseja empezar por las zonas posteriores y terminar por anteriores, siempre mirando hacia el lavabo. Su uso diario consigue:

  • Eliminar una mayor cantidad de restos de comida, retrasando la aparición de caries, sarro o enfermedades periodontales.
  • Controlar la inflamación de las encías, reduciendo su sangrado y aumentando la salud de las mismas.
  • Reduce y reviene el mal aliento.
  • Mayor sensación de limpieza y frescor.

Los irrigadores dentales es muy recomendado en paciente que buscan una higiene especialmente concienzuda, siendo además, muy aconsejable en pacientes con ortodoncia e implantes dentales, permitiendo eliminar con mayor facilidad los restos de comida acumulados en las zonas de difícil acceso con el cepillado tradicional.

Cepillos interproximales

Cuando el hilo dental no es suficiente para eliminar de forma completa los restos de comida entre los dientes, se aconseja el uso del cepillo interdental. Además, los cepillos interdentales están indicados para las personas que llevan ortodoncia, debido a que permite limpiar exhaustivamente cada recoveco entre los brackets y los dientes. Pasos para su uso:
  • Deslizar el cabezal por el espacio interdental con movimientos horizontales y de fuera hacia dentro de la boca.
  • Ejercer una mínima presión sobre los dientes y envías. Un cepillado agresivo puede dañar el esmalte de los dientes y/o encías.
  • Realizar este mismo proceso, poniendo el foco en la cara interior del diente.
  • Repetir esta rutina en cada uno de los espacios interdentales que puedan necesitar ser limpiados.
Por último, recordar que aunque existan pastas específicas para este tipo de cepillos, no deben utilizarse si no ha sido recomendado por tu odontólogo/a.

Recomendaciones

  • Escoger el cepillo y la pasta de dientes adecuado.
  • Cepillar los dientes todos los días, sin olvidarse la lengua y encías.
  • Usar hilo dental como complemento al cepillado diario para eliminar los restos de alimentos acumulados entre los dientes.
  • Utilizar irrigador bucal, especialmente en pacientes con ortodoncia e implantes dentales.
  • No intercambiar los cepillos de dientes.
  • Lavar el cepillo con algún antiséptico bactericida.
  • Evitar la humedad prolongada de sus filamentos y no utilizar la funda para cubrir el cabezal. 
  • Renovar el cepillo dental cada tres meses y el cepillo interproximal cada cuatro o cinco días.
  • Dieta sana y variada.
  • Visitar al dentista cada seis meses o una vez al año.

En clínica Salcodent ofrecemos a todos nuestros pacientes la posibilidad de concertar una cita para desarrollar técnicas de higiene oral. Para nosotros es un placer enseñar buenas prácticas para mantener una correcta higiene bucal en cada boca.

Tenemos la mejor financiación para tu tratamiento

Preguntas frecuentes

En el mercado existe una gran variedad de cepillos dentales, con formas y tamaños diferentes, por lo que a veces resulta difícil escoger el más adecuado. En Clínica Dental Salcodent recomendamos tener en cuenta:

  • Textura media (nunca duros), más ideales para eliminar los restos de comida y luchar contra la placa bacteriana.
  • De cabezal pequeño, para poder llegar a todas las zonas de la boca, incluyendo las piezas molares de difícil acceso.
  • Con puntas redondeadas para no dañar el esmalte.

El cepillo de dientes es el instrumento de higiene oral más utilizado para limpiar dientes y encías. Formado por unos filamentos activos capaces de eliminar la placa bacteriana, su vida útil no debe ser superior a tres meses, debido a que los filamentos estarán muy deteriorados y serán poco efectivos.

La boca está constantemente en contacto con las bacterias, por ello lavarse los dientes a diario permite mantener una buena higiene dental.
En Clínica Dental Salcodent recomendamos cepillarse dos o tres veces al día, y con especial cuidado antes de ir a dormir. Respecto a la duración, es recomendable un cepillado de entre dos y tres minutos por sesión.

El irrigador dental no sustituye a cepillado, si no como refuerzo a la limpieza bucal diaria. En Clínica Dental Salcodent aconsejamos:

  • Consultar siempre el manual de uso del aparato.
  • Utilizar a diario, cada vez que se cepillen los dientes y con una duración no superior a los cinco minutos cada dos horas.
  • No utilizar en caso de tener una herida abierta en la boca y/o en la lengua.
  • Limpiar el irrigador bucal de manera sistemático.

Otras publicaciones

Cepillos dentales
Cepillos dentales
COVID-19: Recomendaciones de higiene oral
COVID-19: Recomendaciones de higiene oral
Oscurecimiento dental
Oscurecimiento dental
Higiene bucodental
Higiene bucodental
Placa Dental
Placa Dental
Piscina y salud bucodental
Piscina y salud bucodental
Sensibilidad dental
Sensibilidad dental
Lactancia y maloclusiones
Lactancia y maloclusiones
Férula dental: Qué es y para qué sirve
Férula dental: Qué es y para qué sirve

Con la garantía de:

Placa Dental

Placa Dental

¿Qué es la placa dental?

En nuestra cavidad oral conviven diferentes tipos de bacterias denominada microbiota oral, que en su estado normal no es dañina para nuestro organismo. La flora bacteriana oral depende de cada persona, no es fija y varía con el tiempo. Acciones cotidianas como comer, bostezar, besarse o morderse las uñas repercuten en la población bacteriana oral.

Los agentes bacterianos interactúan con nuestro cuerpo desde las edades más tempranas, por lo que su acumulación puede ser perjudicial para la salud bucodental si no es controlada.

La placa dental o bacteriana es una masa de bacterias y azúcares incolora que se adhiere a la superficie de los dientes y que la propia acción muscular y/o el aclarado de la boca no se elimina. La principal fuente de esta placa son los microorganismos orales y los compuestos de la saliva, siendo la principal causa de la caries y de enfermedad periodontal.

Fases de la placa dental

La formación de la plac bacteriana dental tiene lugar en tres etapas:

  • Depósito de la película adquirida: se forma una fina capa, compuesta por proteínas y glucoproteínas provenientes de la saliva, sobre la superficie de los dientes y encías.
  • Colonización de la película por diferentes especies bacterianas: se produce una deposición de bacterias en la película salival, siendo esta fase reversible porque las bacterias no se unen, simplemente se depositan. Posteriormente se produce el crecimiento y reproducción de los microorganismos sobre los adheridos a la película, conformando una capa cada vez más gruesa y madura.
  • Maduración de la placa: con el paso de los días, la placa se
    mineraliza dando lugar al sarro (denominado también cálculo o tártaro).

Tipos de placa dental

  • Dependiendo de su localización en la cavidad bucal:
    • Placa supragingival: denominada también placa dentogingival o de las superficies lisas, se localizada en zonas de difícil acceso.
    • Placa subgingival: está situada en el surco gingival.
    • Placa proximal: localizada en las zonas de retención, como espacios interdentales.
    • Placa de fosas y fisuras: situada en las caras oclusales de los dientes posteriores.
    • Placa radicular: cuando afecta a la raíz de los dientes.
  • Dependiendo del tipo de microorganismos:
    • Placa cariogénica: formada por la generación de ácidos sobre las superficies dentales, en la metabolización de los azúcares presentes en nuestra alimentación.
    • Placa periodontopatogénica: compuesta por bacterias que generan no ácidos y responsable de las enfermedades periodontales.

Microorganismos

La placa bacteriana dental puede estar formada por una diversidad de microorganismos, entre los que destacan:

  • Streptococcus (mitis, mutans, oralis y sanguis).
  • Actinomyces (comitans, naeslundii y viscosus).
  • Streptococcus (gordanii y parasanguis).
  • Capnocytophaga spp.
  • Neisseria spp.
  • Prevotellas spp.
  • Fusobacterium spp.
  • Porphyromanas gingivalis.
  • Rothia dentocariosa.
  • Corynebacterium difteroides.
  • Eubacterium spp.
  • Candida albicans.

Efectos de la placa dental

Las bacterias que configuran la placa son diferentes especies, dependiendo de la actividad predominante sobre los dientes y las encías, los resultados serán:

  • Caries: es una enfermedad común que provoca la destrucción de tejido dental de forma permanente, provocado por los ácidos del proceso de metabolización de los azúcares de las bacterias presentes en a boca.
  • Enfermedad periodontal: se producen por acumulación bacteriana y ocasiona la alteración de los tejidos alrededor de los dientes, dando lugar a enfermedades periodontales (gingivitis y periodontitis).
  • Placa inocua: se caracteriza por una baja concentración de bacterias, de manera que la placa bacteriana no tiene suficiente capacidad para agredir o lesionar los dientes y el periodonto.
  • Mal aliento: distintas bacterias contribuyen a tener halitosis o mal aliento.

Recomendaciones

La prevención es el método más eficaz para luchar contra la placa dental, y ésta se basa en una buena higiene bucodental, para ello debemos:

  • Realizar un correcto cepillado, utilizando la técnica de bass o de barrido, después de cada comida.
  • Hilo dental: recomendado su utilización una vez al día, ayuda a eliminar los restos de comida acumulados entre las piezas dentales.
  • Irrigador dental: es la técnica junto al cepillado que obtiene mejor resultado en la luchar contra la formación de la placa bacteriana.
  • Limitar el consumo de azúcares, especialmente alimentos pegajosos.
  • Evitar el consumo de tabaco.
  • Visitar regularmente al dentista para las limpiezas profesionales y los exámenes odontológicos.

Para más información consulte higiene bucodental.

Tenemos la mejor financiación para tu tratamiento

Preguntas frecuentes

Las bacterias conviven constantemente en nuestra boca. Para desarrollarse, las bacterias utilizan residuos de la ingesta de nuestros alimentos y de la saliva.

Por ello, es muy importante mantener una buena salud bucodental y un correcto cepillado de dientes y encías, de lo contrario dicha placa puede derivar a caries o enfermedades periodontales.

Durante la noche, mientras dormimos no segregamos la cantidad saliva suficiente, para mantener el efecto protector que ejerce en la prevención de la formación de la placa.

Por tanto, debemos mantener una correcta higiene bucodental y un buen cepillado de los dientes antes de ir a dormir, eliminando el mayor número de bacterias y/o microorganismos en nuestra boca.

La placa no es fácil de detectar, debido a su naturaleza incolora e invisible. Para su detección, es necesario un agente para revelar la placa, que la tiñe de forma que el paciente puede evaluar aquellas áreas donde necesita un cepillado más exhaustivo o utiliza una luz para placa.

Otras publicaciones

Cepillos dentales
Cepillos dentales
COVID-19: Recomendaciones de higiene oral
COVID-19: Recomendaciones de higiene oral
Oscurecimiento dental
Oscurecimiento dental
Higiene bucodental
Higiene bucodental
Placa Dental
Placa Dental
Piscina y salud bucodental
Piscina y salud bucodental
Sensibilidad dental
Sensibilidad dental
Lactancia y maloclusiones
Lactancia y maloclusiones
Férula dental: Qué es y para qué sirve
Férula dental: Qué es y para qué sirve

Con la garantía de:

Piscina y salud bucodental

Piscina y salud bucodental

Durante todo el año existe gran afluencia de personas a las piscinas para la práctica de deportes acuáticos (natación, waterpolo, aquagym, etc.). Con la llegada del verano, las altas temperaturas invitan a disfrutar de las piscinas y anima a pasar muchas horas en ellas.

Sin embargo, ¿el agua de la piscina puede llegar a perjudicar nuestros dientes?. A continuación, explicamos las razones y las recomendaciones para seguir disfrutando sin preocupaciones.

El cloro y la salud bucodental

Bañarse en la piscina es totalmente saludable, ayuda a eliminar el calor y el sudor corporal. Para mantener un estado óptimo en el agua de las piscinas, son tratadas por componentes químicos como el cloro, que en contacto con nuestra boca provoca una descompensación con el pH de la saliva. Un exceso de cloro o una exposición prolongada al mismo puede afectar a nuestra salud bucodental, produciendo una alteración en el esmalte de los dientes y estimulando la aparición de sarro. A esto se le denomina “sarro del nadador” y ocurre en las personas que habitualmente pasan más de seis horas en el agua a diario.

El pH de la saliva normalmente se encuentra entre valores de 6,5 y 7, mientras el cloro provoca que el pH del agua se sitúe entre el 7,2 y 7,6. Esto hace que las proteínas de la saliva se descompongan rápidamente y aparezcan depósitos en los dientes, formando así la placa bacteriana y el sarro.

Piscinas de agua salada

Las piscinas de agua salada son más recomendables, para nuestra salud en general. En odontología se utiliza el agua salada porque ayuda a eliminar infecciones y a la cicatrización de heridas, por tanto el contacto de este tipo de aguas no repercute en la salud bucodental.

Salud dental en los deportistas acuáticos

Los deportes acuáticos  aportan beneficios para el organismo y refuerzan la musculatura de todo el cuerpo. Sin embargo, la exposición prolongada al cloro provoca la aparición de manchas marrones o amarillentas en los dientes, sobre todo en los dientes anteriores.

En la mayoría de los casos, el número de horas de entrenamiento no puede reducir la exposición directa de los dientes al cloro. Por ello los deportistas tienen una mayor probabilidad de desarrollar enfermedades periodontales, siendo  muy importante una higiene bucal muy estricta con el cepillado de los dientes y encías varias veces al día, para mantener al sarro lejos de su boca.

Cuando un deportista tiene sarro en sus dientes, este debe ser eliminado mediante una limpieza dental profesional, siendo el tratamiento más eficaz que dejará su boca completamente limpia.

Recomendaciones

Para disfrutar de un buen baño en la piscina no es necesario ser un deportista profesional o de élite. En clínica Dental Salcodent recomendamos:

  • Evitar pasar más de seis horas en una piscina.
  • Cepillar los dientes y encías tres veces al día.
  • Uso de enjuagues bucales sin alcohol y con flúor.

Preguntas frecuentes

El cloro provoca que el pH del agua se sitúe en base o alcalina (entre el 7,2 y 7,6), provocando el descenso del Ph de la saliva de nuestra boca. Esta descompensación produce la alteración rápida de las proteínas de la saliva y la aparición de depósitos en los dientes, dando lugar a la formación de placa bacteriana que, al mineralizarse, se convierte en sarro.

El sarro puede manchar los dientes dándoles un tono marrón o amarillento. Si este se acumula y no es eliminado, puede dar lugar a enfermedades periodontales como la gingivitis o la periodontitis.

Las piscinas tratadas con cloro pueden dañar el esmalte dental de los bañistas, provocando sensibilidad dental o hipersensibilidad dentinaria cuando el pH del agua de la piscina es excesivamente ácido.

En pacientes con sensibilidad dental, la exposición de la dentadura con el cloro de forma prolongada puede provocar un mayor desgate del esmalte, por lo que se recomienda el cepillado de dientes y encías cuando finalice los baños.

Tenemos la mejor financiación para tu tratamiento

Otras publicaciones

Cepillos dentales
Cepillos dentales
COVID-19: Recomendaciones de higiene oral
COVID-19: Recomendaciones de higiene oral
Oscurecimiento dental
Oscurecimiento dental
Higiene bucodental
Higiene bucodental
Placa Dental
Placa Dental
Piscina y salud bucodental
Piscina y salud bucodental
Sensibilidad dental
Sensibilidad dental
Lactancia y maloclusiones
Lactancia y maloclusiones
Férula dental: Qué es y para qué sirve
Férula dental: Qué es y para qué sirve

Con la garantía de:

Presentación del Póster Dolor y Calidad de Vida Alineadores vs. Aparatología fija

Presentación del Póster Dolor y Calidad de Vida Alineadores vs. Aparatología fija

El equipo de la Clínica Dental Salcodent ha asistido este fin de semana al V SIMPOSIO INTERNACIONAL DE ORTODONCIA, celebrado en la ciudad de Madrid.
Entre las conferencias que se presentaron en este simposio, nuestra ortodoncista Dra. Silvia Alcón presentó en conferencia el Póster Dolor y calidad de vida en pacientes portadores de ortodoncia con alineadores (Invisalign) vs. aparatología fija. A propósito de un caso, en el V Simposio Internacional de Ortodoncia, galardonado con el tercer premio.

Fotos IV Simposio de Ortodoncia

Tenemos la mejor financiación para tu tratamiento

Otras publicaciones

Presentación del Póster Dolor y Calidad de Vida Alineadores vs. Aparatología fija
Presentación del Póster Dolor y Calidad de Vida Alineadores vs. Aparatología fija
Presentación del Póster Actuación ortodóntica ante sospecha de anquilosis dental
Presentación del Póster Actuación ortodóntica ante sospecha de anquilosis dental
Presentación Póster Lactancia y Maloclusiones SEDO Toledo 2015
Presentación Póster Lactancia y Maloclusiones SEDO Toledo 2015

Con la garantía de:

Sensibilidad dental

Sensibilidad dental

¿Qué es la sensibilidad dental?

La sensibilidad dental o hipersensibilidad dentinaria se produce cuando la capa exterior del esmalte pierde espesor por desgaste, o cuando se produce la retracción de las encías quedando al descubierto la dentina o la raíz del diente. Puede afectar a uno o más dientes, y produce una sensación parecida a un escalofrío o incluso un dolor agudo y severo.

La dentina contiene miles de tubos microscópicos, llamados túbulos dentinarios, que enlaza la parte exterior del diente con las terminaciones nerviosas. Cuando el diente pierde su protección debido a una retracción de la encía y/o al desgaste del esmalte dental, estos túbulos quedan expuestos al exterior, permitiendo que las terminaciones nerviosas entren en contacto con estímulos externos y provoquen la sensación de dolor.

Síntomas de la sensibilidad dental

Existen varios factores que pueden provocar sensibilidad en los dientes, siendo los síntomas más comunes:

  • Tomar alimentos o bebidas frías o calientes
  • Comer comidas ácidas o azucaradas.
  • Cepillado inadecuado de los dientes.
  • Respirar aire en condiciones meteorológicas de frío.
  • Caries en los dientes.
  • Tratamiento de blanqueamiento dental inadecuado.

Causas de la sensibilidad dental

Existen diversas situaciones causantes de la exposición de los túbulos dentinarios y pueden provocar sensibilidad dental. Éstas suelen estar relacionadas con el estilo de vida de los pacientes y sus hábitos de higiene oral:

Desgaste del esmalte

  • El cepillado dental inadecuado, tanto en fuerza como en frecuencia, junto a la utilización de una pasta dental muy abrasiva, pueden provocar la abrasión del esmalte y/o cemento, exponiendo la dentina.
  • Ingesta de comidas y bebidas con ácido (zumos de cítricos, refrescos carbónicos, etc.) provocan descalcificación y/o erosión de los dientes.
  • La fuerza excesiva en la masticación o malos hábitos del paciente pueden provocar lesiones por desgastes del esmalte en los dientes (abrasión, abfracción, atrición y/o erosión/corrosión) y exposición dentinaria.

Recesión de encías

  • Enfermedad periodontal (periodontitis).
  • Patologías estomacales, psicológicas o profesionales.
  • Consumo de tabaco y bebidas alcohólicas.
  • Factores genéticos causantes del descubrimiento de la dentina.

Tratamiento de la sensibilidad dental

En casos de sensibilidad dental, es importante poner en marcha medidas preventivas que ayuden a evitar y/o solventar el dolor y las molestias provocadas por la hipersensibilidad dentaria. En Clínica Dental Salcodent recomendamos:

  • Cepillado dental a diario adecuado, utilizando pasta dental poco abrasiva e hilo dental.
  • Cambios en hábitos alimenticios, evitando comidas y bebidas ácidas.
  • Tratamiento periodontal sobre la recesión gingival de las encías, provocado por desgastes y exposición dentinaria.
  • Tratamiento de restauración dental para restituir las áreas de esmalte dental perdido.
  • Tratamiento sobre las patologías estomacales (hernia de hiato, úlceras, etc.), psicológicas (bulimia, anorexia, etc.) o profesionales (catadores, pasteleros, etc.).

Preguntas frecuentes

Dientes sensibles: se debe fundamentalmente a lesiones por desgaste y/o pérdida del esmalte en los dientes (abrasión, abfracción, atrición y erosión/corrosión). La mayoría de estas lesiones se producen por la hipersensibilidad al calor o frío, al tacto con comidas y/o bebidas dulces o ácidas.

Encías sensibles: provocando la retracción de las encías. Se produce por acumulación de placa bacteriana causante de enfermedades periodontales.

El tratamiento de ambas dependerá de la causa de la sensibilidad.

Se denomina erosión ácida al desgaste del esmalte causado por  el contacto frecuente o prolongado de agentes ácidos sobre las piezas dentales, provocando sensibilidad dental. La saliva es la encargada de mitigar el efecto erosivo de los ácidos sobre el esmalte dental y se distinguen dos tipos:

  • Erosión intrínseca causado por el propio organismo humano, producido por ácidos y/o reflujos gástricos, o por trastornos psicológios (bulimia, anorexia, etc.).
  • Erosión extrínseca provocado por la ingesta de alimentos y/o bebidas ácidas, o por determinados medicamentos.

Sí, la hipersensibilidad de la dentina puede verse alterada durante un tratamiento de blanqueamiento, debido a la introducción del componente blanqueador en el diente, causando sensibilidad dental.

Clínica Dental Salcodent no recomienda ningún tratamiento de blanqueamiento dental ofertado y/o publicitado en el mercado, que no sea ni prescrito ni seguido por un odontólogo/a, por constituir una opción poco segura y eficaz.

Tenemos la mejor financiación para tu tratamiento

Otras publicaciones

Cepillos dentales
Cepillos dentales
COVID-19: Recomendaciones de higiene oral
COVID-19: Recomendaciones de higiene oral
Oscurecimiento dental
Oscurecimiento dental
Higiene bucodental
Higiene bucodental
Placa Dental
Placa Dental
Piscina y salud bucodental
Piscina y salud bucodental
Sensibilidad dental
Sensibilidad dental
Lactancia y maloclusiones
Lactancia y maloclusiones
Férula dental: Qué es y para qué sirve
Férula dental: Qué es y para qué sirve

Con la garantía de:

Lactancia y maloclusiones

Lactancia y maloclusiones

Situación actual y pautas internacionales

La evidencia científica afirma que en países en vías de desarrollo, la lactancia materna junto a la alimentación complementaria hasta los 12 meses, podría prevenir 1,3 millones (13%) de muertes cada año en niños menores de seis años. En comparación, la vacuna contra el virus Haemophilus influenzae tipo B podría prevenir el 4% de todas las muertes infantiles y la vacuna contra el sarampión el 1% de esas muertes.

La prevalencia de la lactancia materna exclusiva en los lactantes menores de seis meses en países en desarrollo, aumentó de 33% en 1995 al 39% en 2010.

En el 2002, la OMS y UNICEF adoptaron la “Estrategia Global de Alimentación para Infantes y Niños Pequeños” y al igual que la Asociación Española de Pediatría y otras asociaciones, recomiendan:

  • —Lactancia exclusiva durante seis meses: sin ningún otro tipo de líquido o sólido.
  • Alimentación complementaria comenzando a los seis meses.
  • Solamente la OMS sugiere continuar con la lactancia materna hasta los dos años; en especial en países en vías de desarrollo.

Beneficios y contraindiciones generales

Beneficios bebé

  • Protección infecciones.
  • Desarrollo cognitivo.
  • Protección enfermedades a largo plazo.
  • Psicológicos.

Beneficios madre

  • Recuperación postparto.
  • Mejora anemia.
  • Menor riesgo cáncer de ovario y de mama.
  • Menor depresión postparto.
  • Pérdida de peso.

Contraindicaciones

  • La madre madre padece una enfermedad contagiosa como VIH.
  • La madre está en tratamiento por cáncer (quimioterapia y radioterapia).
  • Hipogalactia o baja producción de leche materna.

Mecanismo de amamantamiento

Posición del bebé en íntimo contacto con la madre “vientre contra vientre”.

El amamantamiento se realiza en 2 fases:

  • —Fase I: prensión del pezón y aureola y cierre hermético de los labios; la mandíbula desciende y se forma un vacío en la región anterior.
  • Fase II: avance mandibular de una posición de reposo hasta colocar el reborde alveolar frente al del maxilar superior. Para hacer salir la leche, el bebé presiona la mandíbula contra el pezón y lo exprime por un movimiento anteroposterior. La mandíbula hace un movimiento de retrusión cuando comprime las células lactóforas y en ese momento, la lengua hace un movimiento ondulatorio, para llevar la leche desde el paladar blando y se inicia el reflejo de la deglución.

FASE I

FASE II

Diferencias entre la lactancia materna y artificial

Con el biberón el niño no cierra los labios con tanta fuerza y no se produce el vacío bucal. La lengua se mueve hacia adelante contra la encía para regular el flujo excesivo de leche, manteniéndose plana (no hay movimientos ondulatorios como con la lactancia materna).

La musculatura bucal tiende a convertirse hipotónica, salvo los músculos buccinadores,  que generan arcadas estrechas.  En estas condiciones la lengua permanece en mala posición.

El flujo de leche en el biberón no requiere de un movimiento de protrusión y retrusión de la mandíbula, que estimularía el crecimiento mandibular y la tonicidad de los ligamentos de la cápsula articular de la articulación temporomandibular. Posición distal de la mandíbula.

Lactancia materna

Posición lengua

  • Fase I: Cierre hermético de los labios, produciendo vacío en zona anterior
  • Fase II: Movimientos protrusión/retrusión mandibular y movimientos ondulatorios de la lengua.

Lactancia artificial

Posición lengua

  • Fase I: Labios en forma de “O”, no produce vacío en la zona anterior.
  • Fase II: Mándibula en posición distal y posición de la lengua plana, no llega a paladar.

Influencia sobre el crecimiento orofacial

El amamantamiento favorece un avance mandibular de una posición distal a una posición mesial con respecto al maxilar superior.  Se evita retrognatismo mandibular y se obtiene mejor relación entre el maxilar y la mandíbula. Con la ejercitación de los músculos masticadores y faciales al lactar (pterigoideo externo e interno, masetero, temporal, digástrico, genihioideo y milohioideo), disminuyen las maloclusiones, tales como: resalte, apiñamiento, mordida cruzada posterior, mordida abierta anterior y distoclusión.

Por otra parte, no sólo tiene una influencia positiva en el desarrollo de las estructuras orofaciales sino también puede limitar el comienzo de malos hábitos orales.

Amamantamiento y patrones de deglución

El amamantamiento favorece un avance mandibular de una posición distal a una posición mesial con respecto al maxilar superior.  Se evita retrognatismo mandibular y se obtiene mejor relación entre el maxilar y la mandíbula. Con la ejercitación de los músculos masticadores y faciales al lactar (pterigoideo externo e interno, masetero, temporal, digástrico, genihioideo y milohioideo), disminuyen las maloclusiones, tales como: resalte, apiñamiento, mordida cruzada posterior, mordida abierta anterior y distoclusión.

Fuente: Póster “Lactancia y Maloclusiones”, presentado en la Sociedad Española de Ortodoncia (SEDO),  Toledo 27-30 de Mayo de 2015. Autores: Alcón Vidal S., Pedrós Piñon A., Martínez González A., Jiménez Crespo E., Pellicer Castillo D., Alvarado Lorenzo A. Centro: Universidad de Alcála-ITECO, Universidad de Salamanca

Tenemos la mejor financiación para tu tratamiento

Otras publicaciones

Cepillos dentales
Cepillos dentales
COVID-19: Recomendaciones de higiene oral
COVID-19: Recomendaciones de higiene oral
Oscurecimiento dental
Oscurecimiento dental
Higiene bucodental
Higiene bucodental
Placa Dental
Placa Dental
Piscina y salud bucodental
Piscina y salud bucodental
Sensibilidad dental
Sensibilidad dental
Lactancia y maloclusiones
Lactancia y maloclusiones
Férula dental: Qué es y para qué sirve
Férula dental: Qué es y para qué sirve

Con la garantía de:

Férula dental: Qué es y para qué sirve

Férula dental: Qué es y para qué sirve

La férula dental es un dispositivo fabricado a medida por el prótesico dental, a partir de los registros exactos de la boca del paciente. Dependiendo del tratamiento y de la función que debe cumplir la férula, se fabrica con materiales resistentes, normalmente de resinas acrílicas o de plástico.

La férula dental se fabrica a medida y se coloca en las arcadas (superior y/o inferior) de la boca para tratar determinadas situaciones. Permite llevar la mandíbula a una posición adecuada, siendo el principal objetivo evitar el roce y/o desgaste de las piezas dentales, también puede combatir el insomnio, migrañas, dolor de oídos y dolor e inflamación en la mandíbula.

Tipos de férulas dentales

Las férulas buscan proporcionar protección a los dientes, y en función del tratamiento se utilizará de un tipo o de otro.

Férula de descarga u oclusal

Son especialmente utilizadas en pacientes que padecen bruxismo. Protegen a los dientes frente al desgaste del rechinamiento involuntario de las piezas dentales. Gracias a este tipo de férulas, se evita el desgaste continuado de los dientes y la fatiga muscular y/o articular de la mandíbula. Las férulas de descarga intentan relajar la musculatura y la articulación temporomandibular (ATM), que conecta la mandíbula con la parte lateral de la cabeza y es la encargada de sus movimientos.

Las férulas de descarga se utilizan generalmente durante el sueño, En caso  de bruxismo severo, que presenten dolor muscular o articular continuo y fuerte, es conveniente su utilización durante las 24 horas del día.

Férula de blanqueamiento

Las férula de blanqueamiento se utilizan en tratamientos de estética dental, para el blanqueamiento de los dientes de forma ambulatoria desde casa. Se fabricadan de plástico blando y su uso es durante la noche, en un periódo aproximado de dos semanas. Están diseñadas para que el paciente coloque fácilmente el agente blanqueador que incorpora en su interior, y que actúa sobre los dientes eliminando manchas u otro tipo de decoloraciones. Gracias a esta técnica ajustamos el color de nuestros dientes, devolviendo el tono original e igualando la coloración de todas las piezas dentales.

Clínica Dental Salcodent no recomienda ningún tratamiento de blanqueamiento dental ofertado y/o publicitado en el mercado, que no sea ni prescrito ni seguido por un odontólogo/a, por constituir una opción poco segura y eficaz.

Férula de ortodoncia o retención

Existen dos tipos de retenedores dentales de ortodoncia, que dependiendo del criterio del ortodoncista, se colocará un tipo u otro.

  • Retención fija: consiste en una barra plana y fija apoyada en la cara interna de los dientes, adherida mediante composite. Se confeccionan por el/la ortodoncista el mismo día que se retira la ortodoncia.

  • Férula de retención removibles: son unas férulas transparentes de “quita y pon”, ajustables a todos los dientes. Una vez retirada la ortodoncia, se toman unos registros de la posición final de los dientes. Estos son enviados a un laboratorio protésico para su fabricación. Una vez fabricadas se entregan al paciente para su colocación y uso.

Férula periodontal

La férula periodontal es permanente y se utiliza cuando el paciente sufre problemas de sujeción de las piezas dentales, derivados de la enfermedad periodontal.

Estás férulas se utilizan en pacientes que sufren de periodontitis o piorrea y que al haber perdido una cantidad considerable del hueso que sujeta al diente empiezan a tener movilidad. Esta movilidad puede resultar muy desagradable y dolorosa.

Su diseño consiste en un arco pegado a los dientes. En este caso el/la periodoncista procura que quede lo más estético e higiénico posible, evitando la acumulación de sarro, causante de la periodontitis.

El tiempo que se utilizan es prolongado, siendo los resultados muy satisfactorios para los pacientes.

Férula de estabilización

Las férula de estabilización se utiliza en pacientes que han sufrido traumatismos dentales que hayan provocado luxaciones o avulsiones dentales y/o fracturas de las raíces de los dientes.

Su diseño es el mismo que el de las ferulas de retención fijas, es decir, se usa un alambre queda pegado a los dientes. En estos casos se colocan como el dentista puede, delante, detras, da igual, la cuestión es que no se busca estética sino que el diente quede bien sujeto y pueda recuperarse del traumatismo. Es como cuando a uno le escayolan el brazo o la pierna cuando ha tenido la mala suerte de fracturarse un hueso.

El tiempo que hay que llevarla es de unos 15 días en el caso de las luxaciones a 3 meses en el caso de las avulsiones y fracturas radiculares.

Protectores bucales

Los protectores bucales son dispositivos intraorales de plástico flexible que permite proteger los dientes y encías de:

  • Impactos o golpes accidentales que puedan provocar fracturas y/o luxaciones.

  • Lesiones graves como hemorragia cerebral, fractura de mandíbula o lesiones cervicales.

Se utilizan durante la práctica de determinados ejercicios físicos, como por ejemplo rugby, boxeo, hockey, polo, etc.

Existen diferentes tipos de protectores bucales:

  • CLASE I: Protector estándar o no adaptable, fabricado en goma o plástico y de tamaño estándar.

  • CLASE II: Protector adaptable o semi-ajustable, fabricado en material termoplástico que permite moldear y adaptarse a la forma de las arcadas cuando se sumerge en agua caliente y se muerde sobre él. Gracias a esto, se puede ajustar de una manera mas precisa a la forma de la boca y se pueden utilizar con ortodoncia de brackets.

  • CLASE III: Protectores hechos a medida, fabricados a partir de impresiones tomadas directamente de la boca del paciente. Poseen mejor protección, ajuste y comodidad.  Al igual que Clase II, se pueden usar con ortodoncia de brackets.

Beneficios de la férula dental

  • Es el tratamiento más eficaz contra el desgaste de los dientes debido al bruxismo. Una férula de descarga ayuda a eliminar la tensión y el rechinar de los dientes, ayudando a relajar  los músculos de la cara, para que estos se deshabitúen a mantener las posiciones que causan tensión y rechinar de dientes.
  • Mejora la salud y calidad de vida desde el primer momento, disminuyendo los dolores de cabeza y musculares, tanto en la mandíbula, como en el cuello o en el oído.
  • Amortigua los golpes y traumatismos que pueden producirse en la boca.
  • Tratamiento cómodo, las férulas al realizarse de manera personalizada, se ajustarán perfectamente a la boca.

El uso de la férula dental viene preinscrito por el/la odontólogo, encargado de indicar el tipo de férula a usar y las horas que se debe llevar cada día. Lo más habitual es usar una férula dental por la noche, mientras se duerme, siendo durante el sueño cuando más se apreta la mandíbula y de manera inconsciente. Existe casos de bruxismo severo que se recomienda ser utilizadas también algunas horas durante el día.

Las férulas dentales necesita de un tiempo de adaptación, pudiendo ocasionar molestias y alguna pequeña herida en las encías. También es posible notar un aumento en la producción de saliva durante los primeros días, algo normal y habitual cuando se coloca cualquier tipo de prótesis en la boca. Poco a poco la producción se irá regulando y si esto no ocurre, se debe acudir al dentista, para comprobar y realizar los ajustes necesarios.

Las férulas dentales, como cualquier dispositivo, necesitan un mantenimiento, realizado mediante revisiones con el/la odontólogo. Una buena limpieza y mantenimiento ayuda a evitar infecciones y otros problemas en la boca.

¿Cómo usar la férula dental?

El uso de la férula dental viene preinscrito por el/la odontólogo, encargado de indicar el tipo de férula a usar y las horas que se debe llevar cada día. Lo más habitual es usar una férula dental por la noche, mientras se duerme, siendo durante el sueño cuando más se apreta la mandíbula y de manera inconsciente. Existe casos de bruxismo severo que se recomienda ser utilizadas también algunas horas durante el día.

Las férulas dentales necesita de un tiempo de adaptación, pudiendo ocasionar molestias y alguna pequeña herida en las encías. También es posible notar un aumento en la producción de saliva durante los primeros días, algo normal y habitual cuando se coloca cualquier tipo de prótesis en la boca. Poco a poco la producción se irá regulando y si esto no ocurre, se debe acudir al dentista, para comprobar y realizar los ajustes necesarios.

Las férulas dentales, como cualquier dispositivo, necesitan un mantenimiento, realizado mediante revisiones con el/la odontólogo. Una buena limpieza y mantenimiento ayuda a evitar infecciones y otros problemas en la boca.

Preguntas frecuentes

Se aconseja seguir estos consejos sencillos para el perfecto cuidado de la férula dental:

  • Lavado con agua tibia (no caliente) y jabón neutro.
  • Antes de guardarlo, se puede sumergir el protector bucal en antiséptico bucal, lo que favorece su limpieza.
  • Guardarlo cuando se utilice en su caja de plástico, en un lugar seco y bien ventilado. La humedad favorece la profileración de hongos y bacterias.
  • No dejar la férula dental en contacto directo con la luz solar o fuentes de calor directo.
  • Evitar doblar la férula dental al guardarlo.
  • No usar la férula dental de otra persona.
  • Acudir a las revisiones indicadas por el profesional odontólogo. Un buen mantenimiento de la higiene bucal y de la férula dental es imprescindible para mantener una buena salud bucodental.

El bruxismo es el hábito inconsciente de apretar y/o rechinar los dientes, que comporta una fricción de los mismos durante la noche o el día. La consecuencia del bruxismo es el deterioro de las funciones del aparato masticatorio, en especial, sobre la articulación temporomandibular o ATM, encargada de conectar la mandíbula con el hueso del cráneo.

Los síntomas principales asociados al bruxismo son:

  • Dolor orofacial y de cuello.
  • Maloclusiones dentales.
  • Aumento de la sensibilidad en los dientes y encías.
  • Desgaste del esmalte dental.
  • Rotura de algún diente o muela o caída de fundas y empastes.
  • Movilidad en los dientes.
  • Chasquidos al abrir o cerrar la boca.
  • Heridas por mordedura de la lengua.
  • Roncopatía y apnea del sueño.

Si tras un tratamiento de ortodoncia no se colocan la férula o retenedores de ortodoncia, se produce una reacción que se denomina recidiva, que consiste en un nuevo desplazamiento indeseado de los dientes.

La higiene bucal es fundamental para conservar todas las propiedades de los dientes y evitar posibles infecciones. La férula dental conlleva mantenimiento mediante revisiones con el/la odontólogo. Una buena limpieza y mantenimiento ayuda a evitar infecciones y otros problemas en la boca.

La limpieza de una férula dental se realiza con un cepillo pequeño que permita llegar a todos los lugares y, en la medida de lo posible, con las cerdas más suaves posibles para evitar dejar marcas al presionar.

El mecanismo de limpieza colocándole bajo un grifo con agua tibia y se realiza movimientos circulares y ligeros, para que la suciedad eliminada vaya cayendo por el desagüe. Otra opción consiste en llenar la pila a media capacidad, sumergir la férula dental y frotarla.

Para su secado, recomendamos papel de cocina o un paño pequeño paño, para que no se desprendan fibras ni hebras que puedan ensuciarla. Es conveniente recordar que la humedad es uno de los entornos preferidos por los hongos y bacterias.

Tenemos la mejor financiación para tu tratamiento

Otras publicaciones

Cepillos dentales
Cepillos dentales
COVID-19: Recomendaciones de higiene oral
COVID-19: Recomendaciones de higiene oral
Oscurecimiento dental
Oscurecimiento dental
Higiene bucodental
Higiene bucodental
Placa Dental
Placa Dental
Piscina y salud bucodental
Piscina y salud bucodental
Sensibilidad dental
Sensibilidad dental
Lactancia y maloclusiones
Lactancia y maloclusiones
Férula dental: Qué es y para qué sirve
Férula dental: Qué es y para qué sirve

Con la garantía de:

El texto no se puede copiar